Lanzamiento del libro de los Mejores Trabajadores de Francia Tomo 3

Extracto del Libro:

«Es algo excepcional encontrar en una misma obra a tantos talentos reunidos.

Más de 90 Mejores Trabajadores de Francia comparten aquí generosamente sus recetas, sus testimonios y sus complicidades con chefs de otros lugares

Estos cocineros, pasteleros, heladeros, chocolateros, panaderos, charcuteros de catering, carniceros, queseros, pescaderos, fruteros, directores de hotel y sumilleres, forman la élite de las profesiones de comidas y restauración en Francia.

Constituyen los modelos y embajadores del buen hacer y del patrimonio gastronómico francés. Pero ante todo, son hombres y mujeres apasionados y animados por el deseo de complacer.

Louis Le Duff, Presidente y Fundador del Grupo Le DUFF, le invita a degustar cada página de esta obra, sin restricciones, para descubrir sabores e historias de excepción».

Louis Le Duff

¿Cuál es el motivo de publicar este libro?

Esta obra es la continuación de dos tomos ya publicados en 2009 y 2010 en los que estaban reunidas las recetas de los Mejores Trabajadores de Francia. Tomé esta iniciativa porque desde siempre he compartido los valores fundamentales de estos artesanos, que buscan la excelencia con la acción y el trabajo manual. Admiro profundamente a estos hombres y mujeres de fuerte carácter, que han conquistado por sí mismos su título —aunque apoyados por sus colegas y maestros— y que encarnan el buen hacer y el arte de vivir al estilo francés. Deben su éxito a su trabajo, y yo me identifico con ese gusto por el esfuerzo y por el trabajo bien hecho. Además, esta obra trata esencialmente de las profesiones gastronómicas, y encuentro en ella mi pasión por el patrimonio culinario francés, la tierra y los productos de calidad.

¿Qué novedades con respecto a las obras anteriores aparecen en este libro?

En primer lugar, encontramos a los Mejores Trabajadores de Francia que han obtenido su título estos últimos años. Además de las recetas, hemos querido presentar los testimonios de algunos de ellos para comprender mejor su forma de ser excepcional y entender el camino que han seguido para acceder al título supremo de su profesión. Por último, estos mismos chefs han querido presentarnos a uno de sus colegas establecido en el extranjero, Mejor Trabajador de Francia o no, francés o no, lo que abre una ventana a lo internacional y muestra la diversidad y la riqueza de los que comparten una misma pasión por la cocina. En este mundo, es importante que cada uno preserve su identidad. El papel de este libro es también promover nuestro patrimonio culinario, ya sea tradicional o contemporáneo. Esto es lo que deseamos hacer a traves de nuestras empresas, especialmente con BRIDOR, que diariamente y por todo el mundo difunde, gracias a los productos de panadería y bollería, un poco de esta identidad francesa. Esta proyección y prestigio existen también gracias a los Mejores Trabajadores de Francia, con los que colaboramos en la elaboración de nuestros productos. Con ellos, deseamos estar cada día orgullosos de la calidad de nuestros productos.

Gérard Rapp

¿Qué representa este libro para la Sociedad de los Mejores Trabajadores de Francia?

Las profesiones gastronómicas van viento en popa. Han conquistado a los medios y al público; el fenómeno es mundial. Nos sentimos orgullosos de que contribuyan significativamente a la Sociedad, aumentando en gran medida nuestra visibilidad, aunque no son los únicos. Este libro, por ejemplo, representa la asociación del buen hacer de muchos. ¡Y como impresor, no podría gustarme más! Es un placer ojearlo, sentir el olor de la tinta y el papel. La obra tiene un gran futuro frente a lo virtual, aunque sabemos que es imposible luchar contra los avances tecnológicos.

¿Cuál es el futuro, entonces, para esta Sociedad?

La aceleración del progreso no es incompatible con el trabajo del obrero. Es algo que tiene un significado: el que mediante su talento transforma una idea con sus manos. Sería necesaria una consideración igual entre la formación académica y profesional. Aún no hemos llegado a esto, pero creo que el papel de un Mejor Trabajador es enseñar el gusto del buen hacer a las futuras generaciones y acompañar a las nuevas disciplinas del siglo XXI. Este premio fue creado para dar una mayor consideración al trabajo manual. Seguimos llevando dentro esta vocación, como lo ha hecho Lucien Klotz, en los orígenes del concurso, René Petit, creador de la asociación, o Louis Le Duff en la actualidad, que hace resaltar el trabajo de los Mejores Trabajadores de Francia. No ocultamos el pasado, pero debemos seguir el progreso, que no es el mismo para un cocinero que para alguien que trabaja en el sector industrial o de la alta tecnología. El título de Mejor Trabajador de Francia es la imagen de la excelencia, una excepción francesa que debe conservar su liderazgo en Francia y en el extranjero. Una profesión que se pierde es una aflicción para nosotros. No podemos salvar lo que no se adapta a los tiempos, pero podemos acompañar la evolución. Lo fundamental es reconocer la pluralidad y la igualdad entre las vías de la excelencia, y en esto, siempre tendremos un papel importante que realizar.