El mercado del bocadillo en pleno creciemento

En Europa, la industria del bocadillo se encuentra en pleno crecimiento y actualmente contribuye ampliamente en el sector de la comida para llevar. Este mercado continúa creciendo, puesto que las personas cada vez están más ocupadas y tienen menos tiempo para cocinar. Las pausas del mediodía cada vez son más cortas, por lo que cada vez haymenos tiempo para almorzar. Sin embargo, al tener más dinero y menos tiempo, los consumidores se encuentran en mejor posición para comprar bocadillos ya preparados, buscar nuevos tipos que puedan impresionarles o satisfacer sus necesidades con ingredientes que le recuerden a comidas que han disfrutado durante sus viajes al extranjero.

CONSUMIDORES EN BUSCA DE VARIEDAD

Actualmente, los consumidores de bocadillos son gastrónomos exigentes que, más allá de los clásicos, buscan la sorpresa. Variedad y renovación de la oferta son las palabras clave para seducirlos. Los bocadillos gourmet con recetas originales e inéditas, que invitan al viaje culinario con ingredientes caseros y elaborados sin sacrificar la tradición y los productos de la tierra, sanos y de calidad, marcan tendencia. El consumidor de bocadillos es también un consumidor responsable, con expectativas en cuanto a la transparencia sobre el origen de los ingredientes, que busca una oferta con más productos locales, expresando así la necesidad de obtener garantías sobre lo que come. Así, además de una oferta variada de bocadillos, gourmet y sana, el consumidor espera cada vez más servicios asociados que le faciliten la vida: un proceso de pedido rápido, un envoltorio práctico o la accesibilidad del local de venta, ya sea en términos de ubicación u horario.

PANES PARA BOCADILLOS: LA DIVERSIFICACIÓN ES TENDENCIA

La oferta de pan, impulsada por un consumo creciente de bocadillos, se diversifica en la actualidad con recetas gourmet originales. El pan pasa a ser un ingrediente del bocadillo en sí mismo, superando de este modo su función de simple soporte de los ingredientes. El consumidor exige cada vez una mayor frescura: la cocción del pan en último momento es tan importante como la confección del bocadillo en el momento del pedido para satisfacer esta exigencia. Cuando el
consumidor piensa en el pan ideal para su bocadillo, se fija, en primer lugar, en que sea fresco, que tenga una consistencia a la vez crujiente y tierna, que sea esponjoso para masticarlo con más facilidad, sabroso, fácil de digerir y nutritivo. No obstante, más allá de las cualidades organolépticas, el pan debe ser también ergonómico, con un formato bien adaptado al bocadillo y una forma que permita rellenarlo en toda su longitud. Si bien el pan integral es el pan de elección para los bocadillos en el Reino Unido, cada vez se experimenta más con otros tipos de panes: los panes de brioche, de centeno y los wraps, entre otros, son ahora más populares, por lo que los chefs y los consumidores están dispuestos a ampliar los límites
innovando en el propio sabor del pan. La gama SO Soft, con nueve sabores, además de estar elaborada con ingredientes reales, también brinda a los chefs la posibilidad de una verdadera experimentación. Con esto en mente, Bridor ha presentado SO Soft, una nueva gama de panes para bocadillos.